6 tips para pagar menos por un préstamo personal

6,seis,tips,consejos,pagar menos,pagar,menos,deudas,adeudos,préstamo,planes,financiamiento,ahorro,ahorros,ahorrar

Cuando se presentan eventos en los que es realmente necesario que hagamos un gasto mayor, lo más conveniente, en muchos casos, es optar por pedir un préstamo personal. En el momento, pueden resultar verdaderamente efectivos; sin embargo, saldar esta deuda puede tornarse verdaderamente complicado, lo cual también puede meternos en problemas.

La presión por generar un pago que no estamos preparados para realizar, puede ser realmente estresante y a la larga, afectarnos en cada afecto de nuestras vidas.

Lo mejor que podemos hacer, es aprender a ahorrar un poco y entender que siempre existen alternativas para llevar una vida financiera un poco más saludable.

Si te has encontrado, o actualmente vives una situación similar, queremos ayudarte con la información necesaria para que no sufras en el proceso de pagar tus préstamos. A continuación, te presentamos algunos tips para pagar menos por ellos:

Comparar y elegir

Nunca, jamás, escojas el primer tipo de préstamo que encuentres. Es indispensable que compares los planes de las diferentes empresas, y que busques aquellos préstamos que no incluyen comisiones o que cuentan con la TAE más baja.

Este es el consejo básico, fundamental e imprescindible que debes tomar en cuenta para pagar lo menos posible por un préstamo o crédito.

Paga tan pronto como puedas

Siempre intenta reembolsar una parte (o de ser posible, la totalidad) del préstamo en el que estés. Si te encuentras con una liquidez extra, utilízala para terminar de pagar lo antes posible. Esto te ayudará a ahorrar en intereses, ya que el dinero que devuelves antes del tiempo estipulado, no genera incrementos.

Es importante que desde el inicio busques un crédito que no cobre por un reembolso anticipado.

Escoge el plazo que te convenga más

Esta simple opción podría ahorrarte miles de pesos. Entre menos tiempo te tome saldar la deuda, los intereses serán menores (y vaya que pueden llegar a ser muy altos). Por ello, lo conveniente siempre será elegir la cuota mensual más alta para saldar el reembolso en el tiempo más corto posible.

Negociar con el banco

Es mucho más fácil conseguir una negociación con un préstamo hipotecario que con un préstamo personal; sin embargo, no es imposible. No es fácil, pero algunos bancos tienen planes de convenios y acuerdos, pues ya han previsto situaciones en las cuales el cliente realmente necesita optar por otras alternativas.

Agrupar todos los préstamos en uno

La agrupación de préstamos o reunificación de deudas es una opción que te permitirá agrupar los créditos más caros en uno solo más barato. Claro, no todos los lugares en los que ofrecen préstamos te extenderán esta opción. Pero en caso de existir, si necesitas ahorrr dinero y tienes ingresos menores pero estables; esta opción es altamente recomendable.

La idea es cancelar préstamos más costosos (como los que vienen con las tarjetas de crédito), metiéndolos en una hipoteca.

Consigue una carencia con tu financiera

Una carencia es el plan en el cual los clientes únicamente pagan intereses durante un plazo determinado; puede durar unos cuantos meses, o incluso varios años. Todo es cuestión de negociarlo con la entidad financiera.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad para enfrentar los problemas financieros que pudiesen surgir a raíz del pago de un préstamo. No te limites, las alternativas existen. Lo único que debes hacer es sacar provecho máximo de todas tus opciones.

 

Fuentes:

– Battioli, A. (2016). Trucos para pagar menos por tus préstamos personales. Recuperado de: https://www.helpmycash.com/blog/trucos-para-pagar-menos-por-tus-prestamos-personales/

– Grupo Avanza (2016). Como pagar menos intereses en un préstamo. Recuperado de: http://www.prestamos-rapidos.es/como-pagar-menos-intereses-en-un-prestamo/

 

Etiquetas: