6 Formas de arruinar tu presupuesto personal

presupuesto personal

El presupuesto personal es el pilar de la planificación financiera. Para todo lo que vayamos a hacer, ya sea pagar deudas, ahorrar para un fin o incluso para gastar, debemos administrar el dinero eficientemente en un presupuesto. (Ver Los mejores consejos para administrar el dinero).

Sin embargo, no importa cuántas veces lo intentes, tu presupuesto siempre falla y no hay forma de mejorar. Esto ocurre porque muchas veces las personas, además de cometer errores de presupuestos por la falta de información financiera, arruinan sus presupuestos personales con una (o todas) de estas 6 acciones:

Hacerlo imposible

Hay una diferencia entre ser disciplinado y crear metas imposibles de cumplir. Tu presupuesto tiene que tener sentido para tu vida. Mientras que deseas mantener tus gastos bajo control, asegúrate de que los números son razonables y realistas.

Continúa leyendo 5 pasos que debes seguir para hacer tu primer presupuesto

Odiar los presupuestos

Si el presupuesto es una tarea difícil para ti, no es de extrañar que tengas problemas para cumplirlo. Lo primero que debes saber es que hay distintos tipos de presupuestos que se adaptan a cada persona, y debes escoger el que te resulte más cómodo, el que se adapte más a tus necesidades y a tus posibilidades. Ver

Si no te llevas bien con las hojas de cálculo puedes usar aplicaciones de finanzas personales o herramientas en línea que te permitan administrar tu presupuesto y ordenarlo en categorías de forma automática.  Mientras más fácil sea la forma en que realizas tu presupuesto, menos probabilidades de arruinarlo.

Ver Ordena tus cuentas con estas 5 aplicaciones de finanzas personales

No dar lugar a las sorpresas

Si no hay margen de maniobra en tu presupuesto, lo estás arruinando anticipadamente porque la vida siempre nos pone imprevistos en el camino.

Es imprescindible añadir una categoría a tu presupuesto personal de ahorros para emergencias y dejar a un lado un poco cada mes para estas sorpresas. La próxima vez que tu auto se descomponga o tu perro se enferme, serás capaz de manejar la situación.

Ver Cómo crear un fondo de emergencia en 4 pasos

Olvidas algo

Es fácil recordar las facturas mensuales fijas como los servicios públicos y el mercado, pero no olvides los gastos irregulares como los pagos trimestrales o anuales de impuestos, suscripciones, etc. Pon a un lado un poco cada mes en tu presupuesto familiar o personal para estos gastos y así no arruinarás tus finanzas cuando se acerquen ni te agarrarán desprevenido.

Ver 10 gastos que seguramente olvidaste incluir en tu presupuesto

Estás pagando más de lo que necesitas

¿Estás pagando por un paquete de cable de 500 canales cuando lo que realmente necesitas es una suscripción de Netflix? ¿Estás pagando por una membresía en un gimnasio que nunca usas? Si la respuesta es sí, estás pagando por más de lo que necesitas y al hacerlo estás arruinando tu presupuesto personal.

Cuanto más puedas recortar tus gastos actuales, mayor la flexibilidad que tendrás para lidiar con los gastos de cada mes.

Tienes malos hábitos

Si tienes algunos malos hábitos como las compras por impulso o pasar tus tarjetas de crédito para costear cualquier compra, necesitas poner esas cosas bajo control antes de que puedas ser capaz de mantener un presupuesto.

Hay un montón de recursos para ayudarte a dejar esos malos hábitos, continúa leyendo:

Si tienes problemas económicos a causa de las deudas y necesitas ayuda para manejar tu dinero, en Respaldo A Tu Deuda podemos ayudarte. Ponemos a tu disposición nuestro Programa Respaldo para ayudarte a pagar tus deudas de tarjetas de crédito o tiendas departamentales bajo las mejores condiciones adaptadas a tus posibilidades. Más información del Programa Respaldo aquí.

Si deseas asesoría legal y financiera llena la forma de contacto y uno de nuestros asesores te contactará para ayudarte sin compro