5 Reglas de oro para salir de deudas

Salir de deudas

Algunos de los consejos típicos sobre cómo salir de deudas incluyen un presupuesto, el cambio de hábitos de consumo, e incluso ponerse en contacto con los acreedores para obtener ayuda.

Sin embargo, podría decirse que salir de deudas es 20% conocimiento y 80% conducta. Las deudas no desaparecen mágicamente durante la noche, por lo que es importante tener los pies sobre la tierra y estar motivado para lograrlo. Estas son algunas reglas para luchar esta batalla cuesta arriba y finalmente conseguir estar fuera de la deuda.

Regla #1: Dejar de gastar lo que no se tiene

A la gente le gusta gastar dinero que no tiene. Es fácil caer en ese juego: seguro, voy a pagar después cuando cobre la quincena. La tarjeta de crédito es una ilusión de dinero; no se ve realmente el gasto, pero no significa que no esté allí.

El primer paso es dejar de usar las tarjetas de crédito hasta que seas capaz de pagar deudas. Pon esa carta a distancia, déjalas en casa o en un lugar seguro para que no estés tentado a usarlas y abusar de ellas.

Ver Cómo dejar de usar las tarjetas de crédito

Regla #2: Objetivos semanales Vs. Objetivos mensuales

Establecer metas mensuales es importante, pero hay que dividirlas en objetivos más pequeños primero. Si estableces metas semanales podrás ver resultados inmediatos que te mantendrán motivado. El principal problema con las metas mensuales es que la mayoría de la gente recurre a un gasto excesivo en la tercera semana, y cuando llega la cuarta semana, ya están por encima de su presupuesto.

Ver Cómo establecer los objetivos de tu presupuesto personal

Regla #3: Un presupuesto mensual no es suficiente

Saber no es suficiente; debemos aplicar. Desear no es suficiente; debemos actuar. Así que dices que vas a ahorrar el 10% de tu sueldo al mes para pagar deudas; eso es un gran comienzo, pero ¿cómo vas a lograr ese objetivo? La mayoría de la gente tiene una “idea” de lo que va a gastar o ahorrar cada mes, pero no tienen una ruta clara de cómo van a llegar allí.

Una vez asignado el objetivo y la idea de cómo llevarlo a cabo, a continuación, poner el plan en marcha. Anota y extrae una representación visual si es necesario. Colocar tu objetivo en un lugar visible te ayudará a recordarlo y tenerlo presente cuando quieras gastar. Es como ese régimen de entrenamiento de tu entrenador.

Ver Claves para alcanzar tus metas de ahorro

Regla #4: Prémiate, te lo mereces

Fijar metas es importante en cualquier cosa que quieras lograr en la vida, pero no tienes que comer pan y agua para ahorrar dinero en comida. Castigarte conduce a la desmoralización, y finalmente vas a perder el foco. En su lugar, puedes recompensarte por el buen comportamiento de cada mes o por cada tarjeta que logras pagar hasta salir de deudas por completo. Prémiate con una buena cena o una noche de entretenimiento.

Ver Qué hacer para divertirte cuando tienes deudas

Regla #5: Tragarse el orgullo y pedir ayuda si es necesario

Por último, pero no menos importante, la mayoría de las personas tienen que tragarse su orgullo y reconocer sus problemas de deuda. Si no sabes cómo pagar deudas o no puedes hacerlo, ponte en contacto con tus acreedores y ve si tienen alguna solución para reducir tus tasas de interés. (Más Cómo reducir deuda a través de la negociación).

Otra opción es pedir ayuda a los expertos para la reparación de deudas. Nuestro Programa Respaldo te ayuda a ahorrar un separado mensual según tus posibilidades y negocia descuentos de hasta 80% de descuento con los acreedores.

Al final, debes poner barreras para detener comportamientos autodestructivos. Si eres capaz de averiguar cómo te metiste en la deuda en primer lugar, puedes tomar medidas preventivas para que no caigas en las mismas trampas. Somos, después de todo, animales de costumbres. Crea nuevos hábitos y haz un esfuerzo honesto para alejarte de tus viejas costumbres, y disfruta de ser libre en el juego de la deuda.

¿Quieres salir de deudas? Contáctanos