5 razones para no utilizar tarjetas de crédito esta Navidad

utilizar tarjetas de credito

Aunque hay un montón de grandes razones para utilizar tarjetas de crédito para las compras navideñas, hay algunas desventajas también. El uso del plástico durante estas fechas puede costarte mucho dinero en intereses y otras tarifas. La conveniencia tiene un precio, y si careces de presupuestos fuertes y buenos hábitos de gasto, la factura de la tarjeta de crédito de enero puede golpear duro tu cartera. Antes de que instintivamente alcances el plástico, observa estos indicadores que demuestran que puede ser mejor ahorrar y comprar con dinero en efectivo (o no comprar en absoluto).

No tienes un presupuesto de Navidad

Muchas personas se ven atrapados en la temporada y rápidamente pierden la pista de su gasto. Si no tienes un presupuesto para las compras navideñas, con detalles sobre cuánto puedes gastar, y cómo vas a pagar, los gastos rápidamente pueden convertirse en un espiral fuera de control, dejándote con deudas de tarjetas de crédito significativas.

Un presupuesto te ayudará a planificar tus compras, por lo que siempre sabrás lo que puedes y no puedes pagar. Guarda tus tarjetas en su bolsillo hasta que hayas esbozado por lo menos un presupuesto básico. Ver: 5 gastos de navidad que olvidamos incluir en el presupuesto

No puedes pagar los saldos de tus tarjeta en su totalidad

Usar tarjetas de crédito de recompensas para compras navideñas tiene mucho sentido. Además de las ventajas habituales de las tarjetas de crédito, como la comodidad y la compra protegida, puedes ganar recompensas con cada regalo, ya sea en millas aéreas o recompensas en efectivo. Sin embargo, todo ese esfuerzo se pierde si no pagas los saldos en su totalidad. Dependiendo de la tasa de interés, un saldo de compras de navidad puede llegar a costar cientos más de lo que nunca ganas en recompensas o bonificaciones. Ver: ¿Vale la pena usar las tarjetas de crédito para ganar recompensas?

No puedes resistir las ofertas de la temporada

Los minoristas suelen hacer promociones especiales u ofertas durante la temporada de Navidad que te permiten ahorrar o ganar dinero si te inscribes en una de sus tarjetas de la tienda. El problema es que las tarjetas de tiendas departamentales en general no tienen grandes términos, incluso si vienen con largos periodos “sin intereses”. Las tarjetas de la tienda son notorias por sus altas tasas de interés y otros honorarios que llegan a ser costosos más adelante. No te inscribas para usar tarjeta de crédito de la tienda a menos que estés seguro de que puedes pagar el saldo antes de que finalice el período de promoción y comiences a pagar intereses. Ver: ¿Convienen las tarjetas de crédito departamentales?

Te has comprometido a pagar tus tarjetas de crédito

Podemos quedar envueltos en alegría de las fiestas y elegir gastar ahora y preocuparnos por ello más tarde. Si tu plan de Navidad también incluye una resolución de año nuevo de comenzar a ser financieramente responsable, debes reconsiderar sacar el plástico para ser Santa. En su lugar, piensa en mantener saldos manejables durante la temporada. Si te saltas el uso de tus tarjetas de crédito para las compras de navidad, recibirás el año con unas finanzas mucho más firmes. Ver más: Resoluciones de ahorro de año nuevo

Eres un comprador impulsivo

Si sabes que no puedes decir no y te cuesta mucho rechazar utilizar tarjetas de crédito, Navidad puede hacer que sea mucho más difícil resistir la tentación de comprar y gastar. Después de todo es Navidad y no estás comprando para ti, estás comprando regalos para las personas que quieres. Cuando esto se combina con el estrés de la temporada y la presión de las tiendas para gastar, puede ser todo un reto resistirse, y las tarjetas de crédito hacen más fácil ceder. Un presupuesto firme y una asignación estricta de dinero en efectivo puede ser todo el autocontrol que necesitas para sobrevivir a la temporada con tus finanzas intactas. Ver: Cómo vencer la adicción a las compras

No dejes que las tarjetas de crédito se conviertan en un dolor de cabeza esta Navidad. Recuerda que lo que disfrutas hoy, tendrás que pagarlo después. Si no quieres empezar un nuevo año lleno de deudas de tarjetas de crédito y preocupaciones financieras, descarga gratis esta Guía Práctica: Aprende a Usar Tus Tarjetas De Crédito.