5 Pasos para la reparación de crédito fácil

reparación de crédito

Muchas puertas se cierran cuando tenemos mal historial de crédito. Es posible que no califiques a un préstamo o no obtengas las mejores condiciones. En cambio, es probable que tengas que pagar una tasa de interés más alta que te cueste mucho dinero. En algunos casos una mala puntuación puede resultar en mayores primas de seguros, y algunos empleadores verifican los reportes de crédito antes de decidirse a contratar a un candidato. (Ver ¿Cómo el historial de crédito afecta la búsqueda de empleo?)

La reparación de crédito no tiene por qué ser complicada. Siempre y cuando tengas paciencia y crees un plan, puedes reconstruir tu crédito y, finalmente, obtener una excelente calificación en tu reporte.

Revisar tu informe crediticio

Lo primero es saber dónde te encuentras económicamente. Comprueba tu informe de crédito para ver exactamente dónde estás parado y qué necesitas mejorar. ¿Tienes una gran cantidad de pagos atrasados ​​o impagos? ¿Es la deuda demasiado alta? Estas pistas pueden ayudar a determinar qué pasos debes abordar en primer lugar. Tienes derecho a un informe gratuito en Buró de Crédito al año.

Comprueba también que tu informe de crédito no tenga errores y cuentas fraudulentas. Los errores pueden traer tu puntuación de crédito hacia abajo. Si algo es incorrecto contacta a la agencia para solucionar el problema. Esta puede ser una de las maneras más fáciles de recuperar crédito dándole a tu calificación un pequeño impulso.

Ver Mitos y realidades sobre el puntaje de crédito

Paga tus cuentas a tiempo

Esto incluye facturas sin crédito, como los pagos de servicios públicos y el pago de la renta. Estos gastos pueden ser reportados a la agencia de crédito y afectar tu calificación. Debido a que el historial de pagos es tan importante, el establecimiento de un plan fiable es vital para reconstruir crédito. Considera establecer pagos automáticos con el fin de evitar atraso en los pagos que faltan en el futuro.

Evitar el cierre de tarjetas de crédito

Evita el cierre de las cuentas de tarjetas de crédito cuanto sea posible. Mientras más largo sea tu historial de crédito, mejor será tu puntuación. Sin embargo, si estás muy lejos detrás en tus pagos puede que no tengas otra opción; en estos casos un plan de pago puede requerir cancelar una tarjeta de crédito. Si es posible trata de mantener tus tarjetas de mayor antigüedad para que tengas un historial sustancial.

Ver Cancelación de tarjetas de crédito: Todo lo que debes saber

Practicar buenos hábitos financieros

Es importante cambiar tus hábitos financieros para reducir las posibilidades de mal crédito en el futuro. Desarrolla buenos hábitos de vivir dentro de tus posibilidades, dejar a un lado dinero en un fondo de emergencia y ahorrar para el futuro. De esta manera serás menos propenso a saltar pagos, y tendrás un colchón si llegas a tener problemas financieros. Mantener los buenos hábitos mientras se trabaja en la reparación de crédito hará más fácil mantener tu nuevo y mejorado historial.

Ver 50 Hábitos financieros que todo el mundo debería seguir

Pago de la deuda

Un factor importante en tu puntaje de crédito es la tasa de utilización de crédito. Ésta es una medida de la cantidad de deuda que tienes y se expresa como una parte del crédito disponible que estés utilizando. Si tienes un crédito disponible de $10.000, y estás utilizando $7.500, tu tasa de utilización de crédito es del 75%.

Si estás utilizando más del 30% de tu crédito disponible, puede contar en tu contra. Crea un plan para pagar tu deuda un poco más rápido. Evalúa honestamente tus gastos y reduce tu consumo; a continuación, usa el dinero que ahorras para reducir tu deuda. Si puedes reducir tu deuda, tu puntuación mejorará y ayudará en la reparación de crédito en general.

También puedes ingresar al Programa Respaldo y utilizar nuestro servicio de reparación de deudas. Con nuestro programa puedes obtener un plan de pago personalizado de acuerdo a tu capacidad de ahorro, y conseguir hasta un 80% de descuento en el monto total de la deuda. Más información del Programa Respaldo aquí.