5 pasos que debes seguir para hacer tu primer presupuesto personal

shutterstock_1856207691

Ningún presupuesto es igual a otro, como ninguna persona es igual a otra. Sigue estas recomendaciones para hacer tu primer presupuesto personal de acuerdo a tus necesidades.

Cuando pensamos en presupuestos, inmediatamente pensamos en tediosas hojas de cálculo con miles de columnas y filas. A menos que en verdad te guste usar Excel, la creación y mantenimiento de un presupuesto no suena ni fácil ni divertido.

Si estás pensando en la elaboración de un presupuesto, no necesariamente tiene que tener demasiados detalles ni 20 categorías diferentes. Tampoco tiene que girar en torno a la privación, ni implica grandes conocimientos en matemáticas. De hecho, si no te gusta el término “presupuesto”, puedes sustituirlo por la idea de una plan acerca de cómo vas a administrar tu dinero. Permítete un poco de diversión en el contexto de tu presupuesto personal.

Cuando conducimos no recorremos grandes distancias sin la ayuda de un mapa o GPS, ¿verdad? Entonces, ¿por qué vamos a manejar nuestras finanzas personales sin una guía? De eso exactamente se trata el presupuesto, de una especie de ruta segura para llegar al destino que deseas sin perderte, sin accidentes ni riesgos.

¿Estás a bordo de tu presupuesto ahora? Aquí hay cinco pautas generales que puedes seguir a medida que armas tu primer presupuesto:

Menos es Más

Un error común de principiantes es sobrecargar tu presupuesto personal con un sinfín de categorías. No es necesario incluir la cantidad de dinero que invertirás en el esmalte de uñas, el pelo, en gasolina o en calcetines nuevos. Nadie necesita ese nivel de detalle; mientras menor cantidad de categorías, mejor.

En su lugar, trata de crear categorías generales en las que puedas incluir este tipo de gastos. Por ejemplo, la gasolina asígnala a la partida “Gastos de Transporte”, el esmalte de uñas y el cuidado del cabello, en “Cuidado Personal”, y así sucesivamente.

Continúa leyendo Cómo estructurar un presupuesto 

Ser realistas

Si en la actualidad gastas $400 por mes en alimentos, no asumas que el próximo mes podrás reducir esto a $100 pesos.

En su lugar, reduce las metas progresivamente y de forma realista. Si vas a gastar $400 en tiendas de comestibles este mes, trata de reducir un 5-10% en la factura del próximo mes. Esto se traduce en un gasto de entre $360 a $380 en alimentos.

Haz esto por uno o dos meses y luego trata de ajustar aún más hacia abajo a partir de allí. Los pequeños cambios en el tiempo son más sostenibles que las reducciones violentas que afectan drásticamente tu estilo de vida.

Encuentra el sistema que se adapte a ti

No todos los presupuestos funcionan igual para todas las personas, ni todos los sistemas resultan igual. Para algunas personas es natural llevar el control de su dinero en una hoja de presupuestos Excel, mientras que para otras, administrar su dinero a través de software y aplicaciones es más efectivo.

No hay manera correcta o incorrecta para gestionar un presupuesto. La clave es encontrar lo que funcione para ti, independientemente si es una aplicación, una hoja de cálculo o lápiz y papel. Si bien todo el mundo usa una aplicación que está de moda, no tengas miedo de usar la antigua técnica de lápiz y papel si es lo que prefieres.

Ver ¿Cuál de estos tipos de presupuestos se adapta a ti?

Ajustar el presupuesto de cada mes

Un presupuesto personal va a tener básicamente dos columnas principales: la cantidad de dinero que ingresas y la cantidad de dinero que gastas.

Al evaluar tu presupuesto cada mes te darás cuenta si estás gastando más de lo que ganas, esto te permitirá saber en qué áreas tienes problemas. Revisa estas áreas y haz los ajustes necesarios para equilibrar tus finanzas personales.

Gracias a la revisión de los gastos es que tomarás conciencia acerca de las compras, y la corrección de estos comportamientos es lo que te guiará hacia tus objetivos.

Mantén una actitud optimista. Incluso si haces una pequeña mejora cada mes, éstas sumarán un cambio importante en tu vida a través del tiempo.

Si tu objetivo es salir de deudas, establecer un plan de pago guiado por un presupuesto te ayudará a recuperar tu tranquilidad con el tiempo. En Respaldo a Tu Deuda hemos desarrollado un programa de reparación de deudas para ayudarte a solventar tus problemas de deudas cuando ya no puedes pagarlas. Diseñamos un plan adaptado a tu capacidad de ahorro que te permitirá no sólo liquidar tus deudas, sino pagar menos de lo que tienes acumulado. ¿Quieres unirte al Programa Respaldo? Contáctanos.