5 Movimientos que debes hacer apenas logres salir de deudas

salir de deudas

El camino hacia la eliminación de deudas fue largo y difícil, pero sólo porque la nube negra de cuentas persistentes ya no está colgando sobre tu cabeza, no significa que tus finanzas están en orden. Estás en mejor forma, seguro, pero todavía tienes un largo camino por recorrer. Para continuar trabajando hacia ese objetivo, aquí hay algunos movimientos inteligentes que debes hacer tan pronto salgas de la zona roja:

Reorganizar y recortar tu presupuesto

Tu máxima prioridad al salir de deudas es conseguir no volver a endeudarte. Para lograr eso tendrás que realizar cambios en tus gastos y hábitos de ahorro; también tendrás que volver a tu presupuesto y reorganizar tus prioridades. Ahora que no tienes deuda de tarjeta de crédito o préstamos que pagar cada mes, tendrás más ingresos disponibles y tienes que decidir lo que vas a hacer con ellos para mejorar tu calidad de vida y prepararte para el futuro. Recorta cualquier cosa que sea innecesaria: tal vez el cable, la membresía de un gimnasio que no utilizas o suscripciones a servicios sin los que puedes vivir.

Ver 10 Ideas para reducir gastos mensuales de tu presupuesto

Vuelve a la construcción de tu fondo de emergencia

Si has estado cavando fuera de la deuda, lo más probable es que no tienes mucho (o nada) en un fondo de emergencia. La construcción de un fondo de emergencia es la mejor manera de evitar un escenario de deuda potencial en el futuro. Serás capaz de extraer de esa cuenta para pagar pequeñas sorpresas de la vida en su totalidad, por lo que no estarías constantemente flotando en el agua cada vez que sucede algo inesperado.

La reconstrucción de tu situación de crédito

Si has estado trabajando en la eliminación de deudas durante un período prolongado de tiempo, especialmente si sólo has estado haciendo los pagos mínimos, tu situación de crédito es probablemente menos que ideal. La buena noticia es que estás mejor ahora y este es el mejor momento para comenzar a reconstruir tu crédito.

Tener una puntuación de crédito sólida te pone en una posición fuerte cuando necesitas financiar una compra, como una casa o un coche, o solicitar una nueva línea de crédito. Es siempre una buena idea saber cuál es tu situación con el crédito y tomar medidas para mejorarlo.

Ver Pasos para recuperar tu historial de crédito

Comenzar a invertir con rentabilidad a largo plazo

Fuera de tu fondo de emergencia, el dinero nunca debe dejarse solamente en una cuenta de ahorros ganando fracciones de centavos. En su lugar, es mejor poner ese dinero en lugares que prometen mayores rendimientos a largo plazo para que puedas cumplir con tus metas de ahorro más pronto y seguir haciendo más inversiones para una vida (con suerte) más próspera.

Se recomienda invertir en el mercado de valores o en bienes raíces, así como en algunos fondos de inversión que permitan diversificar las inversiones. Ver ¿En qué invertir mis ahorros?

Volver a colocar dinero en las inversiones que ya tienes

Para muchas personas, sus casas son su mayor inversión. Para asegurar que la inversión vale la pena, hay que mantenerla. Por lo tanto, cuando has terminado de pagar deudas empieza a pensar en proyectos de mejoras para el hogar que incrementarán su valor. Sólo ten cuidado de que no se está gastando en proyectos que cuestan más de lo que vale la casa; la última cosa que necesitas hacer es gastar tus ahorros en la casa si el proyecto no aumenta su valor lo suficiente como para que valga la pena en el largo plazo.

¿Aún no has logrado salir de deudas? Ingresa al Programa Respaldo ahora y recupera tu tranquilidad.