5 mitos sobre las deudas que te pueden costar

businesses_fail (1)

No seas víctima de la creencia popular. Estos son los 5 mitos sobre las deudas que realmente te pueden costar dinero.

Tras fijarte algunos propósitos financieros en las distintas etapas de tu vida, comienzas a buscar alternativas para poder alcanzarlos y tomamos decisiones pensando en la creencia popular sin saber si esto pudiera significar un grave error para nuestro caso en particular.

Seguir las creencias populares ciegamente puede hacer perdernos en matices fundamentales del tratamiento de la deuda. En este sentido, existen varios mitos que se han creado en torno a la deuda y que, por pensar que son ciertos, pueden llevarnos a cometer errores que no sólo afectan nuestro bolsillo y las cuentas de cada mes, sino el puntaje de crédito y hasta nuestro futuro.

En este sentido es crucial saber cuándo estas creencias tienen sentido y cuándo no. Con esto en mente, he aquí algunos de los mitos de los que los usuarios son víctimas cuando van a pedir prestado.

Cuando te casas, eres responsable de las deudas de tu cónyuge

Muchas parejas piensan que casarse significa fusionar la carga de sus deudas, pero generalmente no es el caso. Si bien muchas parejas optan por compartir sus deudas y pagarlas juntos, ninguno de los cónyuges está en la obligación legal de pagar la deuda que el otro adquirió antes del matrimonio.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que si decides refinanciar un préstamo con tu pareja y pones tu nombre en el pagaré del préstamo o firmas como titular de la cuenta conjunta de una tarjeta de crédito, entonces es probable que te hagan responsable por las deudas, incluso si tu cónyuge las tomó antes de casarse.

Por otro lado, las deudas que adquiere cualquiera de los dos después del matrimonio sí pueden pasar a ser responsabilidad de ambos, incluso si tu nombre no está en la cuenta.

Las tarjetas de crédito de las marcas son mejores

Las tarjetas de crédito de tiendas de marca son un medio de pago común en algunos establecimientos. Estas pueden ser muy atractivas para los fanáticos de la marca quienes pueden ganar recompensas, acumular puntos y realizar compras sin intereses. Sin embargo, las ofertas pueden ser mucho menos atractivas de lo que piensas.

Estos comercios generalmente hacen alianzas con los bancos, por lo que las tarjetas funcionan igual, en el sentido que las condiciones serán las mismas. Incluso las promociones de meses sin intereses, en el que tienes un número de meses para devolver el dinero sin pagar intereses, si no haces el pago en el plazo acordado, por lo general tendrás que pagar intereses sobre el monto total, generalmente a un ritmo mayor que una tarjeta de crédito común.

Ver ¿Meses sin intereses?

Si un banco te otorga un crédito es porque lo puedes pagar

Si bien los bancos evalúan tu perfil crediticio y tu capacidad de pago para otorgarte un crédito, esto no garantiza que realmente puedas pagar deudas del nuevo crédito. Así que mejor piénsalo bien antes de aceptar un crédito, sobre todo cuando se trata de tarjetas de crédito. Si te llega una a casa, revisa tus cuentas y calcula tu nivel de endeudamiento actual así como tu capacidad de adquirir una nueva deuda antes de aceptarla.

Ver ¿Cuál es tu capacidad de endeudamiento?

Tras un divorcio se separan las deudas automáticamente

Mientras que una sentencia de divorcio es un paso importante en la separación de las deudas matrimoniales, esto no altera los acuerdos con los prestamistas. La gente suele preguntarse por qué la deuda conjunta sigue ahí después del divorcio.

Lo que debes hacer es llamar a la entidad financiera y averiguar cómo la deuda se puede colocar en el nombre de un solo ex cónyuge.

A veces un prestamista solicitará cerrar la cuenta conjunta y transferir el saldo de la deuda en una cuenta nueva en poder de un individuo. En otras ocasiones, un ex-cónyuge puede necesitar refinanciar la hipoteca u otro préstamo de forma independiente, obteniendo el nuevo préstamo basado en sus propios estados financieros.

Ver Cómo pagar deudas después del divorcio ¿quién paga qué?

Pagar los mínimos es la mejor opción para salir de deudas

Si has estado siguiendo nuestros artículos ya debes saber que esto es falso. Las personas pagan el mínimo cada mes más por hábito que por creer que sea lo mejor. Recuerda que entre más demores en pagar, mayores los intereses generados y, como consecuencia, la deuda será cada vez más alta.

La mejor forma de salir de la deuda de la tarjeta de crédito es con abonos de capital, reduciendo así el tiempo de la deuda y pagando mucho menos. ¿Quieres saber cómo pagar tus tarjetas de crédito rápido? Pincha aquí

Si tienes problemas de deudas lo mejor es que acudas a un profesional. Te invitamos a contactarnos para recibir asesoría gratis y comenzar nuestro programa de reparación de deudas para recuperar tu tranquilidad. Para más información visita www.respaldoatudeuda.com

Para seguir leyendo los mejores consejos sobre el pago de deudas y el manejo adecuado de tus finanzas, mantente conectado con nosotros en Facebook. ¡Y recuerda compartir en tus redes sociales!