5 Maneras en que no debes utilizar las tarjetas de crédito

tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son una de las herramientas financieras más utilizadas –y abusadas- entre los hogares mexicanos. Hoy en día más de un millón de familias mexicanas presentan sobreendeudamiento en sus tarjetas de crédito sin capacidad de ahorro.

Lo más preocupante es que la mayoría de la población sabe muy poco acerca de crédito o finanzas. El desconocimiento sobre estos temas hace que las personas no manejen adecuadamente su dinero, lo que lleva, como consecuencia, a la falta de ahorro y el endeudamiento. (Ver Cuál es la cultura de ahorro en México).

Cuando se utiliza correctamente, la tarjeta de crédito puede ser una herramienta poderosa para construir tus finanzas. Aquí hay algunas maneras en que puedes estar usando el plástico de la manera equivocada:

Estás abriendo demasiadas tarjetas de crédito a la vez

Si bien es cierto que las altas líneas de crédito disponibles pueden ayudar a mejorar tu puntaje de crédito, abrir demasiadas tarjetas a la vez puede afectarte negativamente también. Cada vez que solicitas una nueva tarjeta de crédito, va a tu informe de crédito. Tener demasiadas tarjetas también puede hacer que sea más difícil hacer un seguimiento de los saldos, lo que lleva a un gasto excesivo y descontrolado, así como a pagos olvidados.

¿Cuántas son demasiadas? Depende. Tener 20 tarjetas de crédito no necesariamente va a hacerle daño a tu puntuación, lo que realmente importa es si esas 20 tarjetas tienen saldos revolventes. Si eres capaz de mantener los saldos bajos y pagas tus tarjetas cada mes, no deberías preocuparte. Pero si por el contrario te sientes abrumado por los números en tus estados de cuenta, es probable que sea demasiado.

Ver ¿Tengo muchas tarjetas de crédito?

Estás pagando el saldo mínimo cada mes

Llevar un equilibrio rotatorio en las tarjetas de crédito es una manera segura de hacerle daño a tu puntuación de crédito. El pago de las tarjetas en su totalidad cada mes es la mejor manera de mejorar tu calificación, ya que disminuye la tasa de utilización de crédito, es decir, la cantidad de deuda que llevas en comparación con el total de tus límites de crédito. Los expertos recomiendan mantener la tasa de utilización del 30% de la línea de crédito o menos, pero lo ideal sería inferior al 10% (o mejor aún el 0%).

Si te encuentras en la capacidad de sólo hacer los pagos mínimos en tus tarjetas cada mes, es el momento de ajustar algunos gastos.

Ver ¿Pagar el mínimo de la tarjeta de crédito?

Estás haciendo caso omiso a tus cuentas

Los saldos vencidos pueden destruir tu calificación de crédito haciendo más difícil tener acceso a nuevos créditos, y pueden generar intereses por mora que sólo aumentan la deuda. El historial de pagos es el principal factor que utilizan las agencias de informes de crédito para calcular tu puntuación de crédito, por lo que debes estar muy atento a las fechas de pago en tus estados de cuenta.

No estás monitoreando tu reporte de crédito

El robo de identidad es el delito de más rápido crecimiento reportado a nivel mundial. Para garantizar que tus cuentas no han sido comprometidas debes estar atento a los estados de cuenta y, especialmente, a tu reporte de crédito. De esta forma podrás mantenerte informado sobre cualquier error respecto a cualquier pago con tarjeta de crédito o actividad inusual.

En Buró de Crédito puedes obtener un Reporte de Crédito Especial una vez al año gratis. Ingresa y solicita tu reporte, y revisa mensualmente tus estados de cuenta.

Estás cerrando las cuentas viejas

Cuando estás tratando de construir tu historial de crédito o mejorar tu calificación, una de las peores cosas que puedes hacer es cerrar viejas cuentas. Se podría pensar que eliminar una tarjeta de crédito que no usas es una manera de simplificar las cosas, pero ese viejo historial es realmente bueno para tu puntuación. Sin embargo, si estás pagando una alta cuota anual por una tarjeta que ya no usas, puede valer la pena que se cierre esa cuenta.

¿Tienes deudas en tus tarjetas de crédito que no puedes pagar? Desarrollamos un programa para que liquides tu adeudo con hasta un 80% de descuento y diseñamos un plan de pago personalizado adaptado a ti. Contáctanos y uno de nuestros asesores se comunicará contigo sin compromiso.

Más información del PROGRAMA RESPALDO