5 Hábitos financieros peligrosos que debes eliminar

habitos financieros

¿Tienes problemas de dinero? ¿Estás luchando con tus finanzas cada mes? Aun cuando tienes las mejores intenciones, encuentras que estás teniendo problemas, especialmente si has caído en hábitos peligrosos de dinero. Echa un vistazo a esta lista para asegurarte de que no te estás saboteando a ti mismo con estos malos hábitos financieros.

Compras por impulso

Las compras por impulso son todas acerca de la emoción, del deseo. Ves una oferta que no quieres perderte, o un artículo que deseas tener inmediatamente. Saltar a comprarlo antes de pensar racionalmente si lo necesitas o lo puedes permitir es un hábito común pero peligroso.

Para frenar el impulso del gasto puedes obligarte a esperar un tiempo antes de hacer una compra, este período puede ser de un día o treinta. Esto te dará tiempo para pensar acerca de tu decisión, y es probable que te des cuenta que no necesitabas ese bolso después de todo.

Ver más ¿Cómo detener las compras compulsivas?

No tener un presupuesto

Nunca vas a mantenerte a flote financieramente ni podrás salir adelante si no tienes un presupuesto y sabes cómo adherirte a él.

Un presupuesto te permite ver la cantidad de dinero que estás gastando y en qué lo estás gastando. Te permite hacer cambios que te ayuden a ahorrar más dinero y evitar entrar en números rojos cada mes.

Vivir sin un presupuesto es uno de los malos hábitos financieros más comunes, pero subestimamos su importancia. La buena noticia es que hacer un presupuesto no tiene por qué ser una tarea pesada y difícil, ayúdate con estas 4 increíbles aplicaciones para el control de gastos. Te recomendamos leer también Cómo hacer un presupuesto.

Compras por conveniencia

De vez en cuando una compra de conveniencia puede ser una excepción necesaria si estás en un apuro. Pero si regularmente realizas este tipo de  compras, la flojera te costará caro.

Deja de comprar comida rápida todos los días y empieza a preparar tus comidas en casa para toda la semana. Deja de comprar un café en el camino al trabajo cada mañana y levántate 5 minutos más temprano para preparar una taza en casa. Un poco de trabajo adicional de tu parte podría terminar ahorrándote mucho dinero.

Estás viviendo de las tarjetas de crédito

A menos que tengas buenos hábitos financieros y seas capaz de pagar el saldo en su totalidad cada mes, utilizar las tarjetas de crédito es una de las peores cosas que puedes hacer para tus finanzas, especialmente si las estás utilizando para vivir por encima de tus medios.

Cada peso que pases en una tarjeta te costará mucho más en intereses, y podrías pasar años de tu vida pagando compras que ni siquiera recuerdas haber hecho.

(Aprende a usar tus tarjetas de crédito de forma inteligente descargando gratis esta guía).

Los vicios personales

Esto incluye vicios como beber, fumar y los juegos de azar, que sabemos cómo se consumen nuestro dinero. Pero también incluye vicios menos obvios, como salir a comer con demasiada frecuencia o ser un comprador compulsivo. Básicamente cualquier cosa que te tienta a gastar grandes cantidades de dinero que sabes que no debes gastar.

Elimina estos malos hábitos de tu vida, y no sólo tu billetera será más feliz.

Si estos y otros hábitos financieros te han acumulado grandes cantidades de deuda que no puedes pagar, ponte en contacto con nosotros y recibe información sobre nuestro Programa Respaldo para la eliminación de la deuda.