5 cosas que nunca debes pagar con tarjeta de crédito

gift-cards

Estas son cosas que nunca, nunca, debes pagar con tu tarjeta de crédito. Prefiere otras opciones más seguras y más baratas.

Las tarjetas de crédito son una gran tentación. Tus bolsillos están vacíos y necesitas desesperadamente ese café de la mañana para el camino al trabajo, ¡pero no lo hagas! No saques esa tarjeta de crédito fuera de tu cartera. Si no puedes pagar por ese café con leche con dinero en efectivo,  llévate café preparado en casa o espera a llegar a la oficina para beber ese café negro que es gratis.

Es fácil pagar las compras con tarjetas de crédito, tal vez demasiado fácil. Sin embargo, hay algunas cosas que nunca se deben pagar con una tarjeta de crédito. ¿Por qué? Siempre hay mejores maneras de pagar por estos artículos, ya sean pequeñas compras diarias o gastos importantes como la educación.

Aquí hay cinco cosas para los que nunca se debe recurrir a los pagos con tarjeta de crédito:

Cuentas Médicas

Si estás frente a una gran factura médica no uses tu tarjeta de crédito para pagarla. En su lugar, consulta a tu médico para establecer un plan de pago a plazos de ser posible, o recurre a tu seguro médico para cubrir los gastos.

Te sorprendería la cantidad de servicios médicos que puedes pagar de esta manera, y las tasas de interés que cobran (si las hay) serán menores que las tasas de las tarjetas de crédito.

Impuestos

Si debes o estás por pagar impuestos, es posible que tengas la opción de pagar con tu tarjeta de crédito. Sin embargo, hay una mejor opción que ésta. Pide un plan de pago o financia el pago de tus impuestos en cuotas, pero cuidado con retrasarte en las fechas de pago porque tendrás que pagar una penalización.

Las compras en sitios no seguros

Las tarjetas de crédito con chip se supone que deben hacer las transacciones con tarjeta de crédito en persona, más seguras. Sin embargo, estas tarjetas no ofrecen mucha protección contra el fraude en línea, así que ten cuidado cunado realizas compras por internet y no vuelvas a usar tu tarjeta en sitios web que no son seguros.

Si vas comprar o realizar un pago con tarjeta de crédito en línea, busca “https” al principio de la dirección URL de un sitio en su navegador. Cuando una dirección de sitio web comienza con https significa que el sitio es seguro. Si en cambio aparece http (sin la “s” al final), no compres en él. Estos sitios web no son seguros y es mucho más fácil para los delincuentes robar la información de tu tarjeta de crédito.

Ver 5 secretos para comprar en línea de forma segura

Grandes Vacaciones

Todos merecemos un descanso del trabajo y pasar tiempo de calidad con la familia. Unas vacaciones exóticas pueden ser muy tentadoras contra el estrés, pero si usas tus tarjetas de crédito para financiarlas, el estrés será mayor cuando regreses y tengas que pagar durante un año por ese viaje de una semana. Puedes permitirte unas buenas vacaciones, pero asegúrate de guardar el dinero para ello en primer lugar.

Es fácil acumular miles de pesos de deudas tarjeta de crédito en un solo viaje si pagas hoteles de lujo, comidas y visitas a museos y parques de atracciones. No caigas en esta trampa. Si ahorras para tus vacaciones y te adhieres a un presupuesto mientras estás de viaje, te sentirás mucho más relajado cuando regreses.

Ver Cómo viajar sin endeudarse

La matrícula de la universidad

¿Preocupado por el pago de la matrícula de la universidad o el pago de los estudios de tus hijos? No confíes en tus tarjetas de crédito para ayudar a costearlos. (Una vez más, hay una mejor opción).

Las tasas de interés de los préstamos estudiantiles son generalmente más bajos que los intereses vinculados a las tarjetas de crédito. Muchas escuelas incluso cobran una tasa adicional cuando pagas la matrícula con una tarjeta de crédito.

Si estás preocupado acerca de pagar por la educación universitaria propia o de los hijos, recurre a una entidad financiera que brinde préstamos estudiantiles o personales que te ofrezcan mejores beneficios, o dirígete a la universidad para conocer sus planes de financiamiento, becas o subvenciones. ¿Necesitas dinero? Consigue un préstamo rápido y fácil aquí.

Además de las compras diarias –que nunca, nunca deben ser financiadas con las tarjetas de crédito- hay muchos gastos que pueden ser sustituidos por otras formas de pago en vez de optar por la tarjeta de crédito si quieres tener una vida tranquila y sin deudas.

¿Estás sobreendeudado?, ¿usas tus tarjetas de crédito de forma compulsiva?, ¿no puedes pagar tus deudas? Ingresa al Programa Respaldo ahora y liquida todas tus deudas con descuento y según tu capacidad de pago.