4 Cosas por las que nunca debes pedir un crédito

Pedir un crédito

Hay un tiempo y un lugar para pedir un crédito. Como ya hablamos acerca de la deuda buena, la mayoría de nosotros nunca será capaz de pagar en efectivo un hogar o la educación universitaria, pero también hay momentos en los que debe evitarse la deuda a toda costa.

Es difícil demorar la gratificación, y no ayuda siempre tener una tarjeta de crédito a la mano o una solicitud de préstamo personal en el correo. Sin embargo, hay ciertos momentos en los que no tiene sentido pedir dinero prestado para hacer una compra. Para estos artículos, piénsalo dos veces antes de pasar tu tarjeta o solicitar una línea de crédito.

Tu boda

Casarse es uno de los momentos más emocionantes en la vida de una persona joven, y sin embargo, muchos no se dan cuenta plenamente de todos los costos que vienen al embarcarse en una nueva vida en pareja, sobre todo con la solicitud de crédito.

Iniciar un viaje como éste junto con un préstamo con una alta tasa de interés es una forma cara de perjudicarse a sí mismos a medida que trabajan para construir una vida económicamente estable. Al planear una boda puede ser útil recordar que es sólo una gran fiesta. Sí, vas a tener los recuerdos cuando acabe, pero es el fundamento del matrimonio lo más importante, y no cuesta un centavo. Piensa en la vida que tienen por delante antes de endeudarte.

Joyas

La alta joyería como anillos de compromiso o brazaletes de oro son lo suficientemente caros sin necesidad de añadir los costos de financiación. Puede parecer una buena noticia que muchas joyerías estén dispuestas a ayudar a sufragar los costos ofreciendo tasas de interés cero si la compra se paga dentro de los seis o 12 meses (dependiendo de la tienda), pero ten cuidado, por lo general hay una trampa. Ver más: ¿Meses sin intereses?

Muebles y electrónica

Si vas a comprar un artículo de valor como un nuevo sofá o un televisor de pantalla plana, es fácil ser tentado por las condiciones de financiamiento de las tiendas -aparentemente atractivas-. Lo que muchos consumidores no se dan cuenta a la hora de recurrir a un crédito personal en estos casos, es que las tarjetas de tiendas departamentales por lo general funcionan de una manera muy similar a la financiación de la joyería, y los muebles que has comprado (o el televisor, o el refrigerador) podrían terminar costando mucho más de lo esperado.

Ver ¿Convienen las tarjetas de tiendas departamentales?

Vacaciones

La mayoría de las vacaciones duran una semana o menos, pero pedir un crédito para realizar la escapada hará que no sólo los recuerdos duren toda la vida. ¿Vale la pena pasar años pagando una deuda por sólo unos días de disfrute? Ver Cómo viajar sin endeudarte.

Comprar a crédito para la mayoría de los casos puede causar una gran tensión financiera. Antes de comprar es importante entender el costo total de la compra, incluyendo el costo del financiamiento. La mayoría de las veces estarías mucho mejor si trabajas en el ahorro en lugar de pedir un crédito y pasar tu tarjeta. Piensa antes de pedir dinero prestado, tu cartera te lo agradecerá.

¿Tienes deudas de tarjetas de crédito y tiendas departamentales? Ingresa al Programa Respaldo y consigue hasta 80% de descuento en el monto total de tu deuda.