3 consejos para llevar unas finanzas sanas en pareja 

La vida en pareja puede ser muy armoniosa y constructiva para las personas involucradas en una relación, cuando ésta se basa en principios de confianza, donde cada una de las partes se preocupa por el bienestar del otro.

finanzas,sanas,pareja,consejos,vida,dinero,gastos,bienes,financieros,Pues bien, un aspecto importante en la vida de toda persona es su salud financiera; por lo que se debe de tener mucho respeto y cuidado en lo que a tus finanzas concierne cuando te involucras en una relación seria con otra persona.

Generalmente, si estás en una relación amorosa formal con alguien más, es porque puedes depositar tu confianza en dicha persona. Ésta tiene acceso, en cierta medida, a cosas que normalmente no compartirías con nadie más: tu privacidad, tus secretos, y tus finanzas.

Sin embargo, por más que confíes en una persona, debes de tener en cuenta que el dinero es algo muy valioso y que debes de tratarlo como tal.

Si compartes tu dinero con tu pareja, te proporcionaremos algunos consejos que te ayudarán a tomar ciertas precauciones para que esto no se convierta en un problema más adelante:

Cada quién lo suyo 

Puede que cada mes, lo junten todo y lo compartan sin importar quién ganó tanto. Sin embargo, siempre procura ganar el dinero suficiente para no depender económicamente de la otra persona.

Recuerda que no tiene nada de malo tener dinero exclusivamente para ti y tus necesidades o deseos propios.

Por ello es importante que llegues a un acuerdo con tu pareja, en el que decidan no comprometer al otro a tener la responsabilidad u obligación de mantener económicamente a ambas partes. De hecho, al momento de contraer matrimonio, existen dos opciones. Casarse con bienes mancomunados, o mediante separación de bienes. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras.

Esperamos que nunca suceda, pero a veces, las relaciones terminan mal y alguna de las personas involucradas toma lo que le pertenece a la otra, incluyendo su dinero.  Por esta razón, nosotros recomendamos considerar la separación de bienes como primera opción. Así, en caso de separación o divorcio, no habrá problemas en cuanto a quién se queda con el dinero del otro.

Planear y establecer 

Si vives con tu pareja, tendrán que sentarse y platicar para decidir quién aportará el dinero para cada uno de los gastos que implica habitar un hogar. Hacer una planeación acerca de dichos gastos, facilitará el proceso de pago de cada cosa.

Uno puede pagar la luz y el gas, y el otro la renta. Todo depende de las posibilidades de cada una de las partes, y de las necesidades que presentan en conjunto.

Estar en el mismo canal 

Finalmente, deben de tener las mismas metas y visiones acerca de cómo se maneja el dinero. Si alguno de los dos considera que ciertos gastos no son necesarios, o que ahorrar es una pérdida de tiempo; deberán de llegar a un acuerdo que convenga a ambas partes para cumplir las expectativas de los dos.

Si no es posible llegar a un acuerdo, considera que tal vez será muy difícil compartir una vida financiera con esa persona. No sugerimos que termine su relación, en lo absoluto.

Simplemente, deberás de tomar una decisión en la cual excluyas parcial o completamente a tu pareja de tu vida financiera.

Recuerda que, para tener una relación exitosa con tu pareja, primero deberás estar bien contigo mismo, incluyendo el plano financiero. Así, las finanzas en pareja serán mucho mejores, y más fáciles de manejar para ambas partes de la relación.