25 formas de reducir tus deudas

shutterstock_351932723

Estas 25 formas de reducir deudas te ayudarán a mantener tus cuentas bajo control.  

  1. Rebajar tu paquete de cable para reducir la factura, o deshacerte de él por completo.
  1. Desconectar el teléfono de la casa si todos tienen celular, o conseguir un plan más barato.
  1. Haz una venta masiva de garaje. Si prefieres reducir deudas que tener artículos que ya no usas, opta por venderlos.
  1. Estar atento a la publicidad de artículos en oferta en las redes sociales o tu periódico local para obtener mejores precios.
  1. Comprar artículos en la tienda de comestibles o usar marcas genéricas para reducir los costos.
  1. Cancelar gastos innecesarios como suscripciones a revistas, periódicos, manicura, pedicura, peluquería, etc. Cualquier cosa que podría ser considerado un deseo en lugar de una necesidad debe irse hasta que estés fuera de la deuda o ésta se reduzca considerablemente.
  1. Ir al cine matiné en lugar de pagar el precio completo. O mejor aún, prefiere el entretenimiento en casa.
  1. Obtener un trabajo temporal, trabajo a tiempo parcial o cualquier fuente de ingresos extra para aumentar tus ingresos y poder destinar más dinero al pago de deudas.
  1. Comprar lo que necesites a granel como carnes, pan, queso o productos de higiene personal y limpieza en tiendas al mayor.
  1. Establecer un presupuesto mensual de comestibles para las necesidades adicionales en los supermercados regulares.
  1. Cuando salgas a comer omite los refrescos y prefiere agua en su lugar y salta los postres y cafés. O mejor aún, opta por preparar la comida en casa.
  1. Cuando salgas a comer en familia, considera compartir un plato grande o platos variados con pequeños aperitivos en vez de platos individuales.
  1. Planificar los mandados de manera más eficiente para reducir gastos en gasolina.
  1. Para servicios como reparaciones menores, cuidado de los niños o cuidado de las mascotas, encuentra amigos que puedan encargarse.
  1. Elaborar regalos en casa. (Ver 8 Cosas que puedes hacer en vez de comprar).
  1. Los cereales en caja son caros. Cambia el desayuno, meriendas o cenas por avena, huevos o fruta para más explosión nutricional y financiera.
  1. Establecer un límite de gasto en Navidad y para las vacaciones.
  1. Utilizar videos de ejercicios o caminar al aire libre en vez de pagar por el gimnasio.
  1. Si tu corte de cabello es demasiado caro, cambia por un estilista más barato o ve si tu peluquero puede hacerte un descuento en el precio.
  1. Decir “no” a las invitaciones a salidas donde sientas la tentación de comprar.
  1. Preparar tu café en casa en vez de comprarlo cada día camino a la oficina.
  1. Hacer porciones adicionales de la cena con el propósito de tener sobras para el almuerzo y así “rendir” a comida.
  1. Programar el termostato para ahorrar en calefacción y/o aire acondicionado cuando no estás en casa.
  1. ¿Tentado por ciertas tiendas o marcas? Mientras estás en la excavación de la deuda evita las vitrinas de estos lugares donde te cuesta controlar tus impulsos.
  1. Dejar las tarjetas de crédito en casa. Esto te ayudará a mantener el control de deudas y no seguir acumulando más cuotas por pagar ni intereses.

Recuerda que cuando te encuentras en una situación de deudas, debes reducir los costos al mínimo. De esta manera podrás desarrollar una capacidad de ahorro y de pago para reducir deudas hasta liquidarlas en su totalidad.

¿Tienes deudas de tarjetas de crédito o tiendas departamentales que no puedes pagar? Desarrollamos un programa para que liquides tus deudas hasta con un 80% de descuento. Descubre cómo funciona nuestro Programa Respaldo y recibe asesoría gratis llenando la forma de contacto aquí.