Las 12 competencias profesionales que buscan los empleadores hoy

competencias profesionales, profesional, negociación, experiencia, puesto, empresas, competencias, proactividad

Encontrar tu trabajo ideal y ser seleccionado para desempeñarlo es uno de los principales objetivos de los profesionistas de hoy, pero también uno de los mayores retos, debido a la alta competencia que existe en el mercado laboral actual y la naturaleza cambiante de los trabajos a causa de las nuevas tecnologías, la globalización y otros factores de importancia.

¿Pero qué tal si cambiamos el enfoque un poco?

En lugar de pensar en cómo puedes conseguir el trabajo ideal para ti, debes pensar en cómo puedes ser el candidato ideal para ese trabajo, especialmente si consideramos que los títulos profesionales ya no son más la mejor prueba de confiabilidad de un candidato, sino que tal peso lo dan ahora los empleadores a las competencias profesionales reales, esas que en el “momento de la verdad” conforman una verdadera solución a los retos.

Si bien, la definición del “trabajador ideal” puede variar enormemente de una empresa a otra o de una industria a otra, existen ciertas competencias profesionales que son valoradas por una vasta mayoría, por lo que recomendamos conocerlas y comenzar a trabajar en desarrollarlas. ¡Aquí te las presentamos!

1. Resolución de problemas complejos

La habilidad de descomponer un problema complejo en áreas de acción más pequeñas y plantear una estrategia para solucionar todas (y juntas de forma sistémica) es una de las competencias más importantes, pues se espera que el candidato pueda interpretar y hacer un uso efectivo de grandes cantidades de datos (Big Data).

2. Pensamiento crítico y análisis

Contar con la capacidad de entender una problemática e identificar los pros y contras de cada alternativa de acción es una clave importante en todo trabajo, pues asegura una mayor productividad y calidad en todo el trabajo que se hace.

3. Creatividad e innovación

Encontrar las soluciones más originales y efectivas para resolver un problema de la manera más rentable es una de las mayores aspiraciones de los dueños de negocios, por lo que las personas con un verdadero espíritu creativo figurarán entre las más contratadas durante los próximos años.

4. Trabajo en equipo

Hoy en día, la mayor parte de los trabajos requieren de la cooperación, tanto interna como externa, para llevar a buen término los proyectos planteados. Esto pone como prioridad el contar con las actitudes y los hábitos que posibiliten la sinergia  del esfuerzo de todos los miembros del equipo.

5. Inteligencia emocional

Con cada vez más retos de amplia diversidad y dificultad en su carrera, el profesionista actual debe manejar sus emociones a su beneficio y nunca como un sesgo que pueda guiar a decisiones equivocadas.

6. Toma de decisiones

El profesionista actual debe ser una persona que confía en su capacidad para resolver problemas y que efectivamente puede proponer planes de acción exitosos, basados en los datos que tiene a la mano.

7. Atención al cliente

Para destacar como candidato, tu CV y tus actitudes deben reflejar que eres una persona orientada al cliente, que no se limita sólo a cumplir con el trabajo que se le ha asignado, sino que busca cómo generar el mayor valor posible al cliente, respondiendo sus dudas y simplificando sus tareas.

8. Manejo de idiomas

La globalización ha aumentado la necesidad de que las personas tengan un grado de desempeño alto en otros idiomas, lo cual dará una ventaja competitiva importante respecto a su competencia a personas que, como mínimo, cuenten con un nivel de intermedio o alto del idioma inglés.

9. Habilidades multidisciplinarias

Con un ambiente económico cada vez más competido, las empresas le dan una gran prioridad a la diferenciación de su trabajo respecto a la competencia, por lo que se ha dado más valor a los profesionistas con experiencia en diversos campos, incluso aquellos que suenan casi opuestos a la tarea principal.

Entre los ejemplos más notables de los últimos años están los desarrolladores de software con conocimientos en psicología y sociología, una combinación de conocimientos que ganó relevancia conforme el diseño de software se hizo más humanista y práctico.

10. Proactividad

Un buen empleado no sólo realiza su trabajo predeterminado por el contrato que firmó, sino que muestra iniciativa al proponer acciones que generan mayor valor dentro y fuera de la empresa. Esto puede relacionarse con el espíritu emprendedor, la capacidad de liderazgo y coordinación en base a una meta.

11. Capacidad de negociación

Negociar es todo un arte necesario en el entorno competitivo actual donde optimizar cada centavo de la empresa es crucial para mantener la competitividad. Por lo general, la capacidad de negociación no se relaciona con la experiencia académica del candidato sino a rasgos propios de su personalidad, convirtiéndose en una habilidad más valorada en la empresa.

12. Comunicación efectiva

La información se ha convertido en el activo más importante para cualquier organización y la forma en que se comunica es ya una de las funciones clave para todo profesional. Sea de forma interna o externa, el candidato ideal es quien, además de realizar su trabajo, sabe cómo retroalimentar, justificar, explicar, exigir, conversar y clarificar, tanto de forma escrita como verbal.

¿Cuántas de estas habilidades ya tienes desarrolladas y en cuáles te gustaría crecer más? Te invitamos a dar el paso de invertir en ti mismo(a) y tu formación profesional, para que así te conviertas siempre en el candidato ideal para las posiciones que deseas alcanzar y le des a tu vida las posibilidades económicas, sociales y personales que mereces.

Comienza a lograrlo con excelentes hábitos financieros y un manejo responsable de tus deudas. ¡Llámanos para descubrir cómo!

 

Etiquetas: