10 reglas de oro para el uso de las tarjetas de crédito  

credit-card-401076_1280

Si sigues estas 10 reglas de oro para el uso de las tarjetas de crédito podrás disfrutar de ellas sin caer en sobreendeudamiento.

Muchos creen que las tarjetas de crédito son un mal financiero. Sí, existen riesgos y peligros si las usamos de manera irresponsable, pero siempre que las uses bien podrás disfrutar de su comodidad y beneficios.

En artículos anteriores ya hemos hablado acerca de los peligros de las tarjetas de crédito y sus grandes beneficios. En este post te daremos las reglas básicas de uso para mantenerte lejos de sus peligros y más cerca de sus beneficios.

Cómo usar una tarjeta de crédito: las 10 reglas de oro

Elige tu tarjeta cuidadosamente

El primer paso para usar tus tarjetas correctamente incluso antes de tenerlas es comparar los productos financieros del mercado y escoger la mejor opción para ti. Infórmate sobre sus costos (tasa de interés, costo anual total, intereses moratorios, comisiones, etc.) y lee las letras pequeñas del contrato.

Asegúrate de entender lo que estás recibiendo y si estás en la capacidad de manejarlo.

Continúa leyendo ¿Cómo saber cuál tarjeta de crédito me conviene más?

Pagar el total cada mes

Ser “totalero” es sin duda la forma correcta de usar una tarjeta de crédito. Utilizar un monto para realizar una compra cuando no tienes el dinero disponible en el momento, pero que sabes que vas a poder pagar al final del mes, en vez de pagar el mínimo cada mes.

Esto no sólo te mantendrá lejos de las deudas, sino que mejorará tu puntaje de crédito, construyendo un historial positivo para el futuro en caso de conseguir un nuevo empleo o acceder a un crédito para comprar una casa o un coche.

Llevar las cuentas

No esperes a que llegue tu factura de tarjeta de crédito, lleva un registro de las compras que realices y cuánto te cuestan en realidad. Esta es la mejor manera de evitar gastos excesivos.

Revisar los estados de cuenta

Con tu registro de gastos puedes comparar el estado de cuenta de tu tarjeta para revisar los cargos efectuados. Si encuentras algún error comunícate con tu banco inmediatamente y haz la reclamación.

Ver Aprende a leer el estado de cuenta de una tarjeta de crédito

No gastes más de lo que puedes pagar

Recuerda que las tarjetas de crédito no son dinero extra, y mucho menos es gratis. Cada vez que vayas a realizar un consumo con tu plástico, evalúa si estás en la capacidad de pagar el total antes de que finalice el mes, o, dependiendo del producto o servicio al que vayas a acceder, evalúa en cuánto tiempo puedes pagarlo y si vale la pena financiarlo.

Respetar las fechas de pago

Para el sano uso de las tarjetas de crédito debes honrar y respetar las fechas de pago establecidas por el banco. Saltarte el pago puede generar intereses moratorios –aumentando la deuda- y afectar tu historial de crédito. Realiza tus pagos todos los meses y a tiempo.

No cierres tarjetas de crédito que no usas

En algunos casos, cerrar una tarjeta de crédito puede reducir el crédito disponible y tener un impacto en tu historial de crédito. Si no quieres usarlas, es preferible cortarlas o esconderlas en casa.

Ver Cómo dejar de usar las tarjetas de crédito

Evita las compras por impulso

Nada es más dañino que las compras impulsivas. Cuando realizas una compra por impulso terminas arrepentido, con un producto que quizás nunca uses y pagando demasiado dinero por algo que no lo valía. Recuerda que tu tarjeta de crédito no es dinero en efectivo, todo lo que tomas prestado deberás pagarlo con intereses.

Ver Cómo detener las compras compulsivas con tarjetas de crédito

No codicies

El deseo por querer algo y la adicción a las compras es el origen de muchas deudas. Controla tus deseos, define tus prioridades y aprende a diferenciar los deseos de las necesidades.

Puedes darte algunos gustos, todos queremos algo, pero asegúrate de que sean cosas accesibles y previamente planificados.

No te dejes llevar por las recompensas

Las recompensas por el uso de tarjetas de crédito son un beneficio de éstas, pero no puedes gastar más de la cuenta solo por obtener premios o recompensas. Convierte estas recompensas a tu favor, no en tu contra.

¿Quieres más información sobre el uso de las tarjetas de crédito para evitar deudas? Pincha AQUÍ

Si ya has adquirido deudas con tus tarjetas de crédito que no puedes pagar y están ocasionando problemas en tus finanzas y en tu vida personal, te invitamos a conocer el Programa Respaldo.